Publicidad

Publicidad

  • Polideportivo
    25 de Noviembre de 2021 - 11:02

    El CV Gran Canaria Urbaser escribe en Eslovenia un nuevo capítulo con letras doradas en su historia europea

    El conjunto grancanario logra por primera vez en su historia clasificarse para los octavos de final de la CEV Cup tras forzar el tiebreak en el encuentro de vuelta en Eslovenia (3-2), lo que unido al 3-1 logrado en la ida, daba el pase a las Olimpilocas, que jugaron los últimos sets con las jugadoras más jóvenes pensando ya en el choque del sábado ante el Leganés.

    El CV Gran Canaria Urbaser afrontaba esta tarde el partido más importante de su trayectoria europea y lo hacía con el colchón del 3-1 logrado en la ida en el centro Insular de Deportes de Gran Canaria, ante un Nova KBM Branik que contaba con el apoyo incondicional de 360 fieles en el Sportna Dvorana Ljudski de Maribor.

    La regularidad del Branik le da el primer asalto

    Las Olimpilocas arrancaban con buenas sensaciones con un parcial de 2-4 que culminaba Natiele Gonçalves con un ace que cogía por sorpresa a las eslovenas, que reaccionaban prácticamente de inmediato para igualar la contienda aprovechando los errores de las grancanarias, que veían como el Branik se liberaba de los nervios iniciales, mostrándose muy seguras en recepción para poner tierra de por medio, obligando a Pascual Saurín a detener el reloj tras sufrir dos bloqueos consecutivos de su rival, con un 8-4 campeando en el marcador.

    La pizarra del técnico murciano daba sus frutos y el Gran Canaria comenzaba a recortar las diferencias gracias a la dirección de Ale del Burgo que encontraba con fluidez a Saray Manzano, al tiempo que Marie France y Gaby Rocha se mostraban muy sólidas en el bloqueo y Sulián Matienzo hacía mucho daño desde el saque colocando el 13-14 en el electrónico con un ace que obligaba a las de Maribor a detener el encuentro.

    El Branik regresaba a la pista con ánimos renovados y se beneficiaba de los errores propios de las grancanarias que veían como un nuevo arreón de su rival volvía a quitarles la ventaja en el electrónico, optando Pascual Saurín por quemar su último tiempo muerto con un 22-19 en el marcador, dando entrada a Helia González por Suli, pero las eslovenas se mostraban más consistentes y regulares en su juego, lo que las permitía cerrar el primer set con un 25-21 que les daba la primera ventaja del partido (1-0).

    Golpe en la mesa del CV Gran Canaria Urbaser para igualar el partido

    Un bloqueo de Marie France en el arranque de la segunda manga le permitía al Gran Canaria comenzar mandando en el marcador, mostrándose muy seguras al saque y contundentes en ataque con Sulián y Saray marcando diferencias, al tiempo que Gaby Rocha hacía daño en el bloqueo, para colocar un 4-9 de salida, a pesar de los intentos de remontada locales, con Eva Pogacar como jugadora más determinante.

    El técnico local buscaba la reacción moviendo su banquillo cambiando a su colocadora y a su opuesta titular buscando darle más velocidad a su juego, pero a pesar de la mejoría del Branik, las Olimpilocas aguantaban las embestidas eslovenas y Pascual Saurín metía más centímetros en la red con la entrada de Lucía Varela, que también hacía daño con su saque para llegar al ecuador del asalto por delante en el electrónico.

    El saque y el bloqueo le servía al CV Gran Canaria Urbaser para mantener a raya a un Maribor que no terminaba de dar con la tecla para revertir la ventaja de las insulares que volvían a encontrar a Natiele para poner más pimienta en su ataque.

    El Maribor lo intentaba pero las Olimpilocas pisaban el acelerador con Natiele, Gaby, Suli y una imparable Saray Manzano que acababan con la resistencia eslovena para igualar la contienda adjudicándose el set con un claro 17-25 que dejaba la clasificación a un solo set de distancia (1-1).

    Un set para la historia olimpiloca

    El tercer asalto arrancaba sin un dominador claro, con un intercambio de golpes que mantenía la igualdad (3-3), hasta que dos errores consecutivos del Branik permitían a las grancanarias abrir una pequeña brecha que Natiele y Ale se encargaban de aumentar hasta el 5-9 que llevaba al técnico local a pisar el pedal del pánico para buscar soluciones al juego de las insulares.

    El Branik apretaba de lo lindo y aprovechaba un pequeño bache en la recepción de las grancanarias para apretar el marcador hasta colocar un 12-13 que despertaba todas las alarmas en el banquillo canario, optando Saurín por congelar el partido y dar entrada a Helia, para contrarrestar el potente saque de Gradisnik.

    Las Olimpilocas sufrían y las eslovenas recuperaban el mando del marcador en un tercer asalto en el que a pesar de todo no terminaban de romper el set, manteniéndose en una ventaja de 2 puntos para las locales superado el ecuador del mismo (17-15).

    Pero el Gran Canaria volvía a sacar fuerzas de flaqueza para colocar el 17 iguales con un portentoso saque directo de Raquel Montoro que devolvía el intercambio de golpes, con protagonismo de Lucía Varela en el bloqueo para contrarrestar la efectividad de los ataques eslovenos, forzando la central gallega un tiempo muerto del Branik tras un ace que colocaba el 19-20 en el marcador.

    El Branik apretaba de lo lindo con su saque, dificultando la construcción de un Olímpico que concedía demasiados errores obligando a Pascual Saurín a detener el partido con un 23-21 en el marcador.

    La reacción canaria llegaba de la mano de Gaby Rocha y Saray Manzano que colocaban el 24 iguales en una lucha sin cuartel por un set decisivo para ambos contendientes que finalmente se decantaría en favor de las pupilas de Saurín gracias a un bloqueo de Ale y a un error del Branik que suponía el 25-27 que daba el 1-2 para las grancanarias que se clasificaban matemáticamente para los octavos de final de la CEV Cup.

    El Branik fuerza una muerte súbita sin efectos para la clasificación final

    Con la clasificación en el bolsillo arrancaba la cuarta manga optando Pascual Saurín por mover el banquillo para repartir esfuerzos, disfrutando de sus primeros minutos en el partido Lucre y Claudia Figueroa, entrando el partido en un intercambio de golpes que se decantaba del lado esloveno superando el ecuador del asalto con un 15-9 que reflejaba el cambio de inercia del partido.

    Los errores propios pasaban factura a un Olímpico con la mente ya puesta en el encuentro ante el Leganés de este fin de semana, lo que se traducía en un 20-11 a favor del Branik que llevaba a Pascual Saurín a detener el partido para intentar cortar la racha positiva de su rival.

    Lucre despertaba las alarmas en el banquillo local con un bloqueo que llevaba al técnico esloveno a detener el partido con un 20-14 en el luminoso.

    El reajuste del entrenador balcánico surtía el efecto deseado en la parroquia local, cerrando la cuarta manga por la vía rápida para colocar el 25-15 que forzaba una muerte súbita que no afectaba ya en nada el devenir de una eliminatoria que ya estaba sentenciada en favor de las insulares (2-2).

    Victoria de consolación para las balcánicas

    Pascual Saurín mantenía al mismo equipo en pista en el arranque de un tiebreak de puro trámite en el que la regularidad en ataque de las locales les permitía llegar al cambio de campo con un 8-5 a su favor.

    Las más jóvenes aprovechaban su oportunidad apretando el marcador gracias al acierto de Raquel Montoro, el saque de Ariadna Priante y un bloqueo de Lucre que obligaba al Branik a detener el partido con 10-9 en el marcador.

    Sin embargo Lucre volvía a colocar un nuevo bloqueo que suponía el 10 iguales, momento elegido por el técnico local para también aprovechar estos últimos puntos para poner en liza a sus jugadoras más jóvenes.

    El Branik volvía a cobrarse dos puntos de ventaja que llevaban a Saurín a detener el partido con 13-11 en el marcador y las Olimpilocas volvían a responder devolviendo el golpe con un 13 iguales tras un error propio de las eslovenas y un ace de Lucre, que llevaba al técnico local a quemar su último tiempo muerto en el partido.

    Ninguno de los dos equipos quería ceder el último set en un ida y vuelta que terminaría decantándose del lado balcánico por un peleado 22-20 que les daba la victoria en el encuentro por 3-2, un resultado que servía a las Olimpilocas para cumplir con su misión de clasificarse para los octavos de final de la CEV Cup por primera vez en su historia.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Encuesta zona amarilla :

Opina

¿Cuál es el objetivo esta temporada de la UD Las Palmas?

  • Ascenso directo
  • Playoffs
  • Mitad de tabla
  • Permanencia

Publicidad

Publicidad

Publicidad