Publicidad

Publicidad

  • Granca
    18 de Mayo de 2024 - 16:22

    El Dreamland Gran Canaria firma una temporada decepcionante

    El Dreamland Gran Canaria luchó, sudó y lo dejó todo en la pista, pero no pudo superar a un gran Real Madrid

    Todo o nada para el Dreamland Gran Canaria en la cita de viernes noche que afrontaba ante el Real Madrid. Partido correspondiente al segundo duelo del Playoff de Liga Endesa, que llegaba apenas 48 horas después del primer envite, que se llevaba en Madrid el equipo blanco por 105-70. Jaka Lakovic arrancaba el choque con Albicy, Kljajic, Brussino, Shurna y Lammers, variando así el quinteto del primer encuentro.

    El Real Madrid arrancó el choque tal y como acabó el miércoles en el WiZink Center: anotando y no dando tregua. Los de Chus Mateo firmaron una gran puesta en escena sumando en sus primeros ataques y dejando claras sus intenciones de cerrar la serie en segundo encuentro. Campazzo y Musa fueron los artífices de las primeras canastas merengues. El Dreamland Gran Canaria aguantó el empuje inicial con John Shurna como faro. El americano se sentaba tras siete minutos de juego (16-17, minuto 7) con ocho puntos en su haber. Tuvieron opciones los de Jaka Lakovic de llegar a adelantarse en el luminoso tras un triple de Kljajic y varias posesiones, pero el Real Madrid dominaba el tempo del encuentro con el control del rebote y el acierto exterior (18-25).

    El protagonista del segundo acto fue Sergio Llull. El balear se erigió en referente ofensivo con su acierto en el tiro, mostrando su enorme arsenal en ataque. La renta blanca empezó a rondar los dobles dígitos, pero el Dreamland Gran Canaria consiguió acercarse gracias al orden defensivo y al constante trabajo en ataque. Bassas y Brussino sumaban y tres tiros libres del alero argentino (31-33, minuto 15) apretaban el marcador, pero el Real Madrid lograba separarse de nuevo en el electrónico del Arena con una anotación coral. Un triple de Campazzo elevaba la diferencia hasta la decena antes del descanso (33-43).

    CREER HASTA EL FINAL

    El trabajo defensivo de los de Jaka Lakovic empezó a brillar tras el paso por vestuarios. El nivel fue tal que el equipo blanco apenas pudo sumar dos puntos en los primeros tres minutos de tercer acto. John Shurna anotaba desde más allá de 6,75 (40-45, minuto 23) para volver a apretar el tanteo. Los claretianos seguían asfixiando a un Real Madrid que parecía, por momentos, sin ideas y maniatado por el sacrificio colectivo de los isleños. Sin embargo, el enorme trabajo local se veía afeado por dos triples rápidos de Musa y Abalde (45-55, minuto 27) que volvían a disparar en el marcador a los visitantes. Fue el preámbulo, no obstante, de los mejores momentos insulares de la noche. Desde la defensa, y con el espectáculo de Salvó, el ‘Granca’ llegó a empatar, antes de que Hezonja desequilibrara la balanza (58-60).

    Parecía que el alero croata asumía galones, anotando también la primera canasta del último parcial. Era un triple que volvía a martillar las ilusiones claretianas, pero el Dreamland Gran Canaria exhibió una encomiable resiliencia que le llevó de nuevo a colocarse a tan solo un punto con canasta de Happ. Los amarillos, sin embargo, no conseguían verse en ningún momento por delante, y parecía minar la moral de un conjunto claretiano que creyó, creyó y creyó. Pero la realidad y el enorme físico madridista acabó imponiéndose. Un mate de Tavares (64-72, minuto 35) abría de nuevo la brecha en el luminoso.

    En un último ejercicio de fe, el Dreamland Gran Canaria firmó un parcial de 7-0 con puntos de Slaughter, Shurna -que acabó con 19- y Happ. Llegó a tener el equipo claretiano un balón para ganar en las manos de AJ Slaughter, pero el tiro del internacional polaco besó el aro. Ya sin tiempo, el Real Madrid movió la bola para evitar la falta y consumar la derrota de un bravo Dreamland Gran Canaria.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad