Publicidad

Publicidad

  • Polideportivo
    01 de Octubre de 2022 - 19:00

    El CV Gran Canaria comienza arrasando (3-0)

    El esperado inicio de temporada ha llegado. Las olimpilocas han conseguido la primera victoria del curso en un encuentro de lo más competitivo e igualado. Pese a la superioridad y el gran juego de las pupilas de Marcos Dreyer, el Madrid Chamberí ha logrado ponerle en apuros durante muchas partes del encuentro. En general, las amarillas dejan muy buenas sensaciones en la pista, cuajando actuaciones de mucha calidad para un inicio de temporada. Los bloqueos y las jugadas de ataque, lo mejor de este CV Gran Canaria. 

    Un inicio de infarto

    El arranque del encuentro fue igualado. Aunque las madrileñas fueron las primeras en abrir el marcador, el CV Gran Canaria en seguida mostró su gran juego (3-2). Transcurridos los primeros minutos de choque, las amarillas ya cogían ritmo en la cancha. De remate, de finta, de saque directo...las olimpilocas marcaban sin parar agrandando la diferencia en el eléctrico (7-2). Tras este inicio, el técnico madrileño solicitaba el primer tiempo muerto. Los bloqueos grancanarios frenaban cualquier intento del Madrid Chamberí por avanzar (9-3). Un increíble saque directo de la capitana Saray Manzano aumentaba a siete la diferencia en el marcador (10-3).

    Las madrileñas tiraban de coraje en la pista para reducir esa ventaja amarilla, sumando poco a poco a su casillero (11-5). Pese a los intentos del Madrid Chamberí de frenar el avance insular, una grandísima Julia de Paula no dejaba de meterlas en problemas (13-6). La intensidad iba subiendo en el Centro Insular de Deportes, los puntos cada vez eran más largos y disputados. Los aficionados estaban disfrutando de puro voleibol. El coraje de las peninsulares no era suficiente para parar a las olimpilocas que estaban cuajando un gran primer set en la red (15-9). El segundo tiempo muerto llegaba. Con sus saques, Julia De Paula estaba siendo un verdadero quebradero de cabeza para el Madrid Chamberí (18-11).

    Las olimpilocas estaban ofreciendo un verdadero recital en la cancha con remates increíbles, bloqueos imposibles y saques directos de infarto. El CV Gran Canaria se sentía bien y eso se notaba en la pista. Las de Marcos Dreyer derrochaban motivación y adrenalina por todos lados (23-12). El Madrid Chamberí no dejaba de intentarlo, pero no encontraban la salida a sus problemas, las olimpilocas se llevaban el primer set (25-13).


    Las madrileñas atacan pero el CV Gran Canaria se mantiene fuerte

    El segundo set empezaba como el anterior. Los bloqueos del CV Gran Canaria acababan con cualquier intento de las madrileñas por avanzar. Aunque las olimpilocas se mantenían siempre por encima en el marcador, la igualdad empezaba a destacar en el Centro Insular de Deportes. El Madrid Chamberí no se daba por vencido, no se lo iba a poner fácil a las amarillas (4-4). Por primera vez en el partido, las madrileñas se ponían por encima con una diferencia de dos puntos (4-6). Al Madrid Chamberí le empezaban a salir las cosas bien, los bloqueos de las insulares comenzaban a debilitarse (6-8). El CV Gran Canaria tenía que volver a encontrarse en la cancha si quería llevarse este set (7-9).

    La colocadora, Mariale Álvarez del Burgo se inventaba una finta que reducía la distancia en el eléctrico. Nada era suficiente para adelantar a las madrileñas. El Madrid Chamberí había conseguido ponerse arriba y no quería ceder. Las olimpilocas tenían que luchar y solucionar sus problemas antes de que se les escapara el segundo set (11-14). Poco a poco, las de Marcos Dreyer iban mejorando y recuperando la motivación que habían perdido. Con Lucre Castellano y Saray Manzano a la cabeza del ataque, el CV Gran Canaria recortaba distancias (14-16).Las peninsulares se acercaban peligrosamente al final, ante esta situación, Marcos Dreyer solicitaba tiempo muerto (14-19). Era ahora o nunca.

    Tras el tiempo muerto, el CV Gran Canaria se ponía las pilas, sumando tres puntos seguidos (17-19). Los bloqueos amarillos volvían a ser eficaces. El técnico peninsular solicitaba, de nuevo, tiempo muerto para frenar la racha amarilla. La central Adriani Vilvert se inventaba un remate que ponía a uno al combinado insular. Con dos saques directos de Saray Manzano, el CV Gran Canaria se ponía por delante (20-19). El set entraba en sus últimos compases y el juego no podía estar más igualado (21-21). En uno de los puntos más largos y disputados de todo el encuentro, la receptora Helia González consigue ponerse por encima (23-22). Las Madrileñas no se daban por vencidas, igualando el marcador continuamente.

    Los dos equipos estaban dando el máximo para anotarse el set (24-24). Las amarillas conseguían la ventaja continuamente pero no lograban una diferencia mayor (26-25). Con un remate fuera de las madrileñas, el CV Gran Canaria se anotaba el segundo (27-25).


    Increíble remontada de las olimpilocas

    El Madrid Chamberí no estaba satisfecho con el final del segundo set y salía a por la revancha (1-3). La maravillosa central Adriani Vilvert estaba cuajando una magnífica actuación en red, con varios ataques imparables (3-5). Todo lo que las olimpilocas hacían no era suficiente para derrotar al Madrid Chamberí (3-6). El coraje y la fuerza de las de Marcos Dreyer había conseguido sumar el segundo set a su casillero pero no era sufciente, las amarillas no estaban a gusto en la pista. No encontraban su juego y eso les estaba desconcentrando. Tenían que encontrar soluciones rápidas, el técnico grancanario Marcos Dreyer solicitaba tiempo muerto (3-8). Helia González tiraba del equipo para sumar en el eléctrico (7-10).

    Con saque de una enorme Mariale Álvarez del Burgo, las olimpilocas conseguían empatar el marcador (10-10), aunque por poco tiempo. Pese a los intentos de las amarillas por luchar todos los balones y generar los mejores ataques, no lograban superar a las madrileñas (10-14). La canterana Julia de Paula continuaba atacando sin descanso. El Madrid Chamberí estaba demostrando ser un rival muy digno (12-15). La central Lucre Castellano estaba inmensa en la red, bloqueando cada ataque peninsular. Precisamente, con saque de Lucre Castellano, las de Marcos Dreyer volvían a empatar la contienda (15-15). La magia de las insulares comenzaba a resaltar, empezaban a mostrar su auténtico juego (17-16).

    El Madrid Chamberí empezaba a ponerse nervioso, a fallar puntos que antes no fallaba (18-16). El CV Gran Canaria se había encontrado y era imparable (21-17). Las de Marcos Dreyer habían conseguido remontar y ya se acercaban a la primera victoria de la temporada. A las insulares les salía todo, volvían las buenas sensaciones (23-17). El Madrid Chamberí estaba paralizado, no sabía reaccionar ante este gran cambio del CV Gran Canaria (24-17). Con saque de Saray Manzano, las olimpilocas cosechan la primera victoria del curso (25-17).

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad