Publicidad

Publicidad

  • Granca
    30 de Septiembre de 2022 - 22:39

    Superlativo comienzo del nuevo 'Granca' (88-85)

    Gigante reto el que tenía el Gran Canaria de Jaka Lakovic en la primera jornada de la Liga Endesa 22-23. El Gran Canaria Arena mostró una gran imagen y la parroquia claretiana arropó a los suyos en el exigente debut liguero.

    Con Jovan Kljajic en el quinteto inicial, el ‘Granca’ buscaba arrancar con buen pie ante un Barça herido tras caer el pasado domingo en la final de la Supercopa Endesa. Los primeros compases de partido transcurrieron con igualdad y marcados por las segundas oportunidades cedidas por el Gran Canaria en su aro. Laprovittola y Sanli se aliaban (8-9, minuto 5) para tener por delante a los suyos, aunque con distancias muy cortas. Los insulares lograron colocarse por delante, pero cinco puntos seguidos de Kalinic, tres de ellos tras rebote ofensivo (12-14, minuto 7), devolvía la ventaja a los culés. Al término del primer acto, solo una canasta sobre la bocina de Jokubaitis rompía el empate (19-21).

    Salió muy bien el Gran Canaria tras el parón entre cuartos. Un triple de Nico Brussino ponía en vanguardia a los amarillos y, tras tres minutos de segundo acto, Jasikevicius paraba el choque (28-26, minuto 13) tras dos buenas acciones de Khalifa Diop y Andrew Albicy. Los de Jaka Lakovic llevaron la voz cantante durante gran parte del cuarto con una defensa inteligente y un ataque colectivo. El ‘Granca’ llegó a disfrutar de hasta siete puntos de ventaja antes de que Abrines, con tres triples seguidos, mantuviera a los catalanes tras la estela insular. En el último minuto de cuarto, cinco puntos consecutivos de Balcerowski disparaban en el electrónico a los amarillos, que enfilaron túnel de vestuarios por delante (48-40).

    SIN FISURAS

    Tras la reanudación, Nikola Kalinic se echó el equipo a la espalda con cinco puntos consecutivos, pero Ferran Bassas aparecía para contrarrestar el acierto del serbio con otros cinco tantos (53-45, minuto 24) que mantenían la diferencia en los ocho puntos del descanso. No tardó mucho, sin embargo, Jaka Lakovic en pedir tiempo muerto. El técnico esloveno vio cómo, poco a poco, el Barça recortaba distancias en el marcador. Dos triples de Sanli hacían daño (55-53, minuto 26) y obligaban al entrenador amarillo a parar el choque. Un triple de Abrines completaba la remontada con un parcial 2-11. El ‘Granca’ reaccionó de la mejor manera: con intensidad defensiva y acierto en ataque. Con estos ingredientes volvió a tomar la delantera en el luminoso un ‘Granca’ que, a diez del final, mandaba por cinco (70-65).

    El Gran Canaria no perdió la inercia positiva de los últimos instantes de tercer cuarto, y arrancó el último con buenas acciones ofensivas. Volvió a ponerse el equipo local ocho arriba en el marcador, pero un triple de Abrines y una canasta en transición de Kalinic (75-72, minuto 34) provocaban el tiempo muerto de Jaka Lakovic. El parcial llegó a ser de 0-9, lo que permitió al Barça situarse uno arriba a menos de cuatro minutos de acabar.

    No se achicó ni mucho menos el conjunto de Lakovic. Damien Inglis se erigió en protagonista y, con sus puntos, cambió las tornas (81-78, minuto 38) para que fuera Jasikevicius quien parase el choque a poco más de dos minutos del final. Los compases finales fueron un constante toma y daca no apto para cardíacos resuelto del lado local.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad