Publicidad

Publicidad

  • Polideportivo
    04 de Septiembre de 2022 - 20:17

    El Molina Sport se proclama campeón de la Supercopa de España (4-3)

    Un nuevo título para el Molina. Los amarillos se llevaron una merecida Supercopa ante uno de los grandes rivales de la competición. El equipo canario estuvo liderado en la pista por Chuck Baldwin, que finalizó el choque con 3 goles en su cuenta particular. De esta forma, los pupilos del Molina consiguen un triplete que queda para la historia del hockey línea español.

    Los canarios encarrilan el encuentro con una primera parte sobresaliente

    La Supercopa en juego, un partido que iba a decidir un nuevo título. Daba comienzo el espectaculo en el Carlos García San Román. Una final entre el Molina y el Caja Rural siempre es un partido de altos vuelos. Ambos conjuntos comenzaron con mucha intensidad en los primeros compases del encuentro, con idas y venidas, pero mostrando rapidez y garra en cada jugada. Chuck Baldwin, de nuevo haciendo de las suyas, corría por toda la pista para generar una nueva ocasión de gol que acabaría parando el guardameta del conjunto vallisoletano, Tomás Martín.

    La tensión y la intensidad aumentaban en cada jugada, en cada ocasión de gol. Los visitantes volvían a la carga con dos oportunidades consecutivas, pero Javi Tordera lograba frenar la ofensiva del Valladolid con enorme acierto. Tras una buena jugada combinativa, los amarillos ponían el 1-0 en el electrónico con un potente disparo del americano Chuck Baldwin. El conjunto grancanario tomaba la delantera, pero aún quedaba un mundo por delante. En el bando contrario, Carlos Cabrera iba a tener una nueva ocasión después de ejecutar una soberbia acción individual, pero Javi Tordera aparecía de nuevo para salvar al Molina del empate.

    Los insulares aguantaban la ventaja y los arreones ofensivos del Valladolid con una buena defensa sobre la pista. El encuentro estaba muy abierto, con ambos conjuntos generando peligro. Chuck Baldwin estaba siendo la mayor amenaza en la portería vallisoletana, y tras un contraataque de libro, el americano volvería a anotar para colocar el 2-0 en el marcador. El Molina ganaba y el García San Román vibraba con la afición.

    A pesar de la ventaja, el conjunto canario no frenaba en su intento de ampliar la renta en el marcador. El Molina controlaba los tempos del encuentro en los últimos minutos de la primera parte, mientras que el Valladolid intentaba sorprender y salir a la contra. A dos minutos para llegar al descanso, Kevin Mooney iba a hacer el 3-0 para tratar de seguir encarrilando el partido.

    Los amarillos mantienen su ventaja y cierran un triunfo de nivel

    Empezaba la segunda parte, 20 minutos que decidirían todo. Los amarillos partían con una cómoda ventaja, pero en este tipo de partidos puede suceder cualquier cosa. Los visitantes no daban nada por perdido y seguían intentando reducir la ventaja de los grancanarios, pero el Molina conseguía controlar de manera sensacional el disco. Había una Supercopa en juego, y los dos equipos iban a darlo todo hasta el último segundo.

    Seguía pasando el tiempo y el marcador no se movía. Con 12:43 minutos para el final del encuentro, el Valladolid llograba sumar el primero a su casillero y poner el 3-1 gracias a Andrés Esgueva. Las fuerzas se igualaban y la tensión cada vez era mayor. Al ritmo de «Molina, Molina», el combinado grancanario trataba de acercarse a la portería rival, pero los vallisoletanos defendían con uñas y dientes para impedir un nuevo tanto.

    La emoción iba a ser máxima hasta el final. Con 7:27 minutos para el vocinazo final, el Caja Rural CPLV Valladolid anotaría el segundo con un gol sublime de Guillermo Jiménez. Todo estaba aún por decidir en la pista del García San Román. Los visitantes sacaban toda la artillería, pero el Molina, con una defensa eficaz, conseguía parar las ocasiones rivales. 3-2 y un mundo aún por jugar. La final de la Supercopa no podría haberse puesto más interesante.

    Con el partido entrando en la recta final, el conjunto de Valladolid empataría la contienda a 3. Marcos Daniel Pérez no falló en una nueva oportunidad de su equipo y puso las tablas en el electrónico. Ahora el partido podía caer de cualquier lado. Canarios contra vallisoletanos, todo o nada, la Supercopa en unos minutos.

    Tras 2 minutos finales vibrantes, ambos equipos se marcharon a la prórroga.

    El Molina cierra una victoria emocionante en la prórroga y se hace con el título

     

    A vida o muerte. Después de acabar con empate 3, los dos equipos jugarían la prórroga donde se iba a decidir el campeón. Después de 2 minutos disputados, el combinado insular conquistó la Supercopa de España. Lo lucharon, lo sufrieron y se lo llevaron. De esta forma, los insulares cierran un triplete de escándalo junto a su afición.

    Ficha técnica

    Encuentro correspondiente a la final de la Supercopa de España de Hockey Línea disputado en el Pabellón Carlos García San Román.

    Árbitros: Alexey Roshchyn Nikitin y David Cañas Peña

    Goles: 1-0, Chuck Baldwin. 2-0, Chuck Baldwin. 3-0, Kevin Mooney. 3-1, Andrés Esgueva. 3-2, Guillermo Giménez. 3-3, Marcos Daniel Pérez. 4-3, Chuck Baldwin.

    CH MOLINA SPORT GRAN CANARIA (4): Javier Tordera (P) y David González (PS), Chuck Baldwin (3 goles), Andreu Tomás, Jesús de Llanos, Eduard Cabalin, Erik Alfaro, Kevin Mooney (1 gol), Giovanni Rodríguez, Miquel Cabalin, Óscar Pérez, Daniel Gutiérrez, Álex Pérez.

    CAJA RURAL CPLV VALLADOLID (3): Tomás Martín (P), Raúl Aymerich (PS), Andrés Baños, Eduard Requena, Pablo Sierra, Pablo Tribiño, Guillermo Jiménez (1 gol), Andrés Esgueva (1 gol), Carlos Cabrera, Marcos Daniel Pérez (1 gol), Jean Paul Langlois, Eloy Valls.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad