Publicidad

Publicidad

  • Las Palmas sigue creyendo en el playoffs

    1
    0

    Partido finalizado

    07 de Mayo de 2022 - 00:05

    udlp

    El Mirandés plasmó en el campo de juego las palabras que en la víspera había emitido su entrenador, Joseba Etxeberría, al advertir que su equipo iba a agitar el partido desde el principio. A los 38 segundos, su atacante Íñigo Vicente ya probaba a distancia, obligando a intervenir a Valles.

    La UD Las Palmas aceptó el envite y también interpretó un encuentro con matiz ofensivo. En 12 minutos el larguero de Raúl Lizoain rechazó los dos balones más peligrosos de los amarillos. El primero, en un córner desde la izquierda de Álvaro Lemos que buscaba un gol olímpico. Y el posterior, firmado por Jonathan Viera en un libre directo que superó la barrera y el balón tocó el larguero para perderse en dirección a la grada Curva.

    La mejor oportunidad, sin embargo, fue para Jesé en el minuto 16 al disparar alto cuando el capitán de los amarillos lo había dejado frente a Lizoain. Fue el preludio del momento feliz que brindó Viera a los 17 minutos, tras recibir el balón de Fabio. El capitán de los grancanarios encontró un hueco en la frontal y lanzó un misil imparable para el portero grancanario del Mirandés.

    Álvaro Valles sería el siguiente protagonista del encuentro cuando, a los 35 minutos, dejó el 1-0 intacto al rechazar un penalti a Camello. El meta andaluz adivinó la intención al delantero y salvó a ras de suelo el disparo. La pena máxima la había cometido Navas sobre el propio Camello. Además, se había producido otro contratiempo en el partido al lesionarse Sergi Cardona y ser relevado en el lateral izquierdo por Benito Ramírez.

    Raúl Lizoain intervino para su equipo en la segunda parte para desbaratar ocasiones de Sadiku y Jesé, que buscaron el segundo gol en los primeros ataques amarillos en el segundo periodo. Las Palmas adoptaba también precauciones ante un adversario que adelantó posiciones en la búsqueda del empate, con vocación de volver a presionar a los amarillos en la salida de balón.

    García Pimienta refrescó el centro del campo y ataque en el tramo final del partido, con las entradas de Maikel Mesa y Rober respectivamente. Y más tarde, Peñaranda en su regreso a la Liga. Pero el encuentro no acabó por definirse, con una incertidumbre que se mantuvo hasta el pitido final en el minuto 94. Las Palmas tuvo la virtud entonces de defender con orden y mantener lo que se había conquistado, que era muy valioso.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad