Publicidad

Publicidad

  • Polideportivo
    15 de Noviembre de 2020 - 21:03

    El CV Guaguas vence el clásico del voleo (3-1)

    Los de Marcos Dreyer entraban con fuerza en el partido endosando un parcial de salida de 1-4 a los grancanarios que se veían obligados a remar contracorriente, para evitar que los baleares se marchasen en el marcador a las primeras de cambio.

     

     

    El Guaguas no daba con la tecla para burlar la buena recepción de los baleares, que sacaban partido de la eficacia de Cairus y Rodrigo De Melo para forzar el primer tiempo muerto del partido con 6-9 en el marcador. La receta de Sergio Miguel Camarero no parecía surtir el efecto deseado y el técnico grancanario se veía abocado a tener que consumir un nuevo tiempo muerto con un preocupante 7-13 en el luminoso, en busca de la reacción de sus hombres ante una afición entregada que no paraba de animar a los suyos.

    El Guaguas se ponía el mono de trabajo y con Matt Knigge al saque comenzaba a recortar la diferencia con un parcial de 0-3, que rompía el propio central norteamericano en un error de saque, pero los grancanarios seguían recuperando sensaciones con el transcurso de los minutos, aunque Palma administraba la diferencia con Perini dirigiendo la orquesta de los baleares.

    Los errores no forzados del Guaguas ayudaban a Palma a contrarrestar los intentos de remontada de los amarillos que veían como se les escapaba en un suspiro el primer set en favor de los visitantes por un claro 19-25 (0-1). El Guaguas se recomponía y sacaba a relucir su mejor voleibol, con Almansa, Cezar y Matt Knigge causando estragos en su rival obligando a Dreyer a consumir un tiempo muerto con un 8-3 en el marcador que evidenciaba la mejoría en el juego de los locales.

    Palma intentaba reaccionar, pero la mejoría en la recepción y en el bloqueo maniataba el ataque de los baleares que sufrían la furia de Kukartsev cada vez que se elevaba en la red para soltar sus latigazos demoledores que erosionaban una y otra vez el muro defensivo visitante (15-7), obligando a los baleares a consumir su segundo tiempo muerto en busca de una reacción que no terminaba de llegar.

    La reacción de los baleares no se hacía esperar y Sergio Camarero se veía obligado a detener el tiempo tras acercarse peligrosamente su rival en el marcador (17-12), reajustando la defensa para mantener el dominio del set. El Guaguas metía la directa apoyado en la efectividad de Hage y Matt Knigge, que terminaban de dar el golpe de gracia a los baleares, colocando el 1-1 en el partido tras cerrar el segundo set por un claro 25-17 en el electrónico.

    El partido crecía en intensidad, con el público entregado a la causa, con un Guaguas cada vez más entonado, en el que Paulo Renan movía con maestría la bola para que Kukartsev y Hage diesen la primera ventaja para los locales en la primera manga; llegando a tener 3 puntos de ventaja a su favor (6-3).

    Sin embargo, los baleares respondían con el acierto de Abel, De Melo y Juan Manuel González que lograban remontar para colocar el 9 iguales que impulsaba a Camarero a solicitar un tiempo muerto ante el cambio de rumbo que empezaba a tomar el set. 
    La varita mágica de Camarero hacía su efecto y los grancanarios amenazaban nuevamente con romper el set con 4 puntos de ventaja gracias a su acierto en el bloqueo, obligando a Dreyer a detener el tiempo con 15-11 en el marcador, en busca de cortar la inercia positiva de los amarillos.

    Los baleares se encomendaban al poderoso saque de Rodrigo De Melo para mantenerse vivos en el set, pero los grancanarios tiraban de Almansa y Matt Knigge para llevar a los amarillos hasta la victoria parcial en la tercera manga por 25-18 (2-1). El Guaguas llegaba al cuarto set con el pie pisado en el acelerador y con Kukartsev y Knigge comandando la ofensiva grancanaria que se le atragantaba a un Palma que no lograba recuperar la buena línea que exhibió en el primer set, llevando a Dreyer a pedir un nuevo tiempo muerto con 9-4 en el electrónico.

    De Melo y Cairus lideraban el intento de rebelión de los baleares pero Camarero optaba por detener el tiempo con 11-9 en el marcador para cortar de raíz la buena dinámica de los visitantes. Palma se aferraba como un clavo ardiendo a su última esperanza, no dando un punto por perdido, con Rodrigo De Melo manteniendo a los suyos en el partido y forzando un nuevo tiempo muerto con 17-16 en el electrónico del CID.

    El Guaguas reaccionaba con Moisés Cezar, Kukartsev y Almansa talando el árbol de los baleares a base de hachazos, que obligaban a Dreyer a pedir un tiempo muerto a la desesperada con 22-19 en el marcador, pero el técnico brasileño no lograba frenar a un Guaguas imparable que certificaba su 5ª victoria de la temporada tras cerrar el set con un 25-22 final (3-1).

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Encuesta zona amarilla :

Opina

¿Puede la UD Las Palmas luchar por el playoff?

  • No
  • Salvación y poco más

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad