Publicidad

Publicidad

  • Las Palmas no puede ante un Racing en inferioridad

    0
    0

    Partido finalizado

    18 de Septiembre de 2022 - 19:23

    La UD Las Palmas sumó este domingo un nuevo empate a domicilio, esta vez en el terreno del Racing de Santander. El encuentro acabó sin goles (0-0), desarrollándose en varias fases con alternativas en el dominio del juego. Los amarillos disfrutaron de varias oportunidades, especialmente en la segunda mitad cuando afrontaron el partido en superioridad numérica por expulsión del local Pombo. Pero el gol se resistió. Incluso con un disparo de Moleiro al poste, que fue quizá la mejor ocasión de la tarde.

    No fue un inicio cómodo. Álvaro Valles tuvo que resolver trabajo durante la primera media hora de partido. El portero titular de la UD Las Palmas intervino para abortar al menos dos remates peligrosos del Racing, obras de Pombo y Mboula. Se producía en una fase de inquietud de los grancanarios en el partido.

    El Racing también creó entonces peligro en las jugadas de estrategia. En una de ellas, a los 16 minutos, Sekou Gassama cabeceó al larguero en una jugada de córner. El balón rebotó y se fue al graderío.

    Tocaba sufrir y los amarillos resistieron esos momentos en que no lograban ponerle riendas al partido. Pero paso a paso, Viera y sus compañeros fueron tomando el pulso a la tarde. Lemos y Marc Cardona tuvieron más tarde las primeras ocasiones visitantes. El primero, con un cabezazo desviado tras centro de Sergi Cardona. Y el delantero, después de una combinación con Viera. Pero el disparo logró desviarlo a córner un oportuno defensa local.

    A los 41 minutos, a instancias de la Sala VAR, el colegiado rectificó una primera decisión y mostró tarjeta roja directa al atacante del Racing, Jorge Pombo. Había cometido una infracción golpeando en el tobillo a Jonathan Viera.

    Tras el descanso, el entrenador de la UD Las Palmas alteró su bloque con la entrada de dos piezas ofensivas de refresco: Álvaro Jiménez y Moleiro. El joven tinerfeño fue el primero en intentarlo, con un lanzamiento de volea que se fue alto.

    Antes de la hora, de nuevo Moleiro disparó en dos ocasiones, pero encontró en su camino a defensores y al portero cántabro. La gran ocasión estaba por llegar: En el minuto 65, de nuevo Moleiro remató con potencia desde fuera del área. Pero esta vez el cuero golpeó la base del poste antes de dirigirse lejos de la portería de Parera.

    García Pimienta introdujo cambios con evidente vocación ofensiva. Pejiño, incorporado a las últimas oleadas grancanarias, tuvo su ocasión en el 79 disparando alto con su pierna derecha ante una multitud de defensores.

    Las Palmas apretó hasta el final, pero no encontró el gol por el que tanto peleó ante un sacrificado rival, alentado por 10.911 espectadores.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad