Publicidad

Publicidad

  • Granca
    12 de Enero de 2020 - 18:14

    Sin Copa y sin alma (72-89)

    El Herbalife Gran Canaria necesitaba una serie de resultados para meterse en la Copa del Rey, pero todo pasaba por ganar ante Baskonia. Pero el equipo canario no fue capaz de obtener esa victoria en casa. La grada amarilla demostró hoy que está harto del equipo y se expresó por medio de una sonara pitada. 

    El equipo de Katsikaris salió bien, con la intención de cumplir su objetivo. Puso tierra de por medio pronto con un gran Cook, pero Baskonia se fue metiendo en el partido para que la renta amarilla no fuera demasiado amplia. Los de Ivanovic se engancharon al partido tras salir un poco dormidos y cerraron el primer acto por debajo, pero con el partido controlado (28-25).

    Parecía que el Herbalife Gran Canaria buscaba volver a acelerar su juego, pero el partido entró en un momento de desacierto colectivo. Ninguno de los dos equipos lograba encontrarse cómodo sobre el parqué y los fallos se sucedían. Un triple de Janning (40-39, minuto 18) ponía a los vitorianos a solo un punto de su primera ventaja en el partido desde el minuto dos. Se intentaba estirar el ‘Granca’ con dos canastas consecutivas sin respuesta, pero los baskonistas cerraban el cuarto con otro pequeño tirón para colocarse a tan solo un punto de distancia (44-43).

    El conjunto de Dusko Ivanovic empató con dos tiros libres de Henry tras antideportiva de Cook. Acto seguido, triple de Stauskas y mate de Henry tras pérdida amarilla (47-54, minuto 23) que forzaba el tiempo muerto de Fotis Katsikaris. El parcial era de 0-10 y la renta baskonista, de siete puntos. Intentó reaccionar el Herbalife Gran Canaria con el tiempo muerto, pero las concesiones en su aro impedían una remontada amarilla. Los baskonistas disfrutaban una y otra vez de segundas e, incluso, terceras oportunidades, para sumar en la canasta rival. El ataque tampoco carburaba del todo, con Demonte Harper desacertado de cara al aro. El Baskonia, «un animal herido» tal y como decía Katsikaris en la previa, olía la sangre y era consciente de la oportunidad que se le presentaba. Un mate de Fall en transición (53-64, minuto 28) disparaba la renta visitante por encima de la barrera de los diez puntos. No encontraba la manera el ‘Granca’ de recortar distancias y Shields, con un triple casi sobre la bocina, ponía la máxima diferencia de la mañana en el marcador (55-68).

    El último cuarto careció de historia y de argumento. Un Herbalife Gran Canaria totalmente superado sucumbía ante el empuje de un KIROLBET Baskonia envalentonado. Apenas dos minutos y medio de último acto sirvió para ver que el partido estaba finiquitado. El parcial, en ese momento, era de 0-11 y la ventaja baskonista de 24 puntos, provocando el lógico descontento de la grada. Al final, derrota por 72-89 que deja al Herbalife Gran Canaria con un balance de 8-9 en la clasificación.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Encuesta zona amarilla :

Opina

¿Cuál crees que será el objetivo de Las Palmas?

  • Ascenso directo
  • Playoffs
  • Mitad de tabla
  • Luchar por la salvación

Publicidad

Publicidad