Publicidad

Publicidad

  • Polideportivo
    09 de Febrero de 2019 - 23:59

    El Gran Canaria FS se mete en problemas

    El Gran Canaria Fútbol Sala encajó la segunda consecutiva en casa y la cuarta en cinco partidos después de protagonizar un encuentro sobresaliente en ataque, pero sin premio alguno.

    OCASIONES LOCALES INCONTABLES

    Los pupilos de Suso Méndez se estrellaron contra el muro que supuso el meta rival, contra el crono y contra el infortunio y la falta de puntería que no quisieron que la pelota entrara más que en dos ocasiones de las innumerables de las que dispusieron.

    El arranque del choque fue un presagio de lo que sería el partido. Un golcantado de Juanillo y una gran oportunidad desperdiciada por Alex Rivero dieron paso al gol del máximo artillero de Segunda, Sergio, para adelantar al Talavera en el minuto 6 (0-1).

    Dos llegadas nítidas de Adrián Orellana pusieron la réplica poco después, pero Gonzalo comenzaba a dar muestras de su calidad con buenas intervenciones. Y cuando más apretaba el Gran Canaria, llegó el mazazo del segundo gol talaverano: Justo Cáceres batía a Barranquero a bocajarro en un lance afortunado a cuatro minutos del intermedio (0-2).


    REMONTADA Y ESPERANZA FINAL

    El comienzo del segundo acto fue un calco del primero: el equipo local desatado en busca del gol jugando de cinco, pero entre Gonzalo y el palo lo impidieron. El mago Juanillo se topó hasta en dos ocasiones con la madera, mientras un disparo de Alex Velasco era salvado sobre la línea de gol para desesperación de la parroquia local.

    Seguía el asedio local jugando de cinco, aunque otra vez Sergio culminó una contra para casi sentenciar el choque (0-3).


    Pero el orgullo del Gran Canaria Fútbol Sala salio a relucir con dos goles, casi consecutivos, para estrechar el marcador: Mehdi de penalti y Abimael devolvían la esperanza y hacían justicia al gran juego exhibido (2-3). Todavía quedaban 8 minutos para hacer la proeza, pero el electrónico no se movería.

    LESIÓN DEL VISITANTE ASENSIO

    La nota negativa del choque fue la lesión del jugador del Talavera, Asensio, quien tuvo que ser conducido al vestuario con grandes gestos de dolor a poco del final.

    En resumidas cuentas, un partidazo del Gran Canaria sin el justo premio del empate, como mal menor, ante un Soliss FS Talavera que no perdonó en ataque y que tuvo en su portero, Gonzalo, al mejor con diferencia. 

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Encuesta zona amarilla :

Opina

Como aficionado de la UD Las Palmas, a día de hoy, ¿firmarías la permanencia?

  • No

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad