Publicidad

Publicidad

  • Granca
    08 de Enero de 2019 - 22:31

    El Granca rozó la épica (67-75)

    CB Gran Canaria

    Los de Pablo Laso parecían decididos a olvidar la reciente derrota en el derbi ante Movistar Estudiantes desquitándose con el ‘Granca’. Pero Xavi Rabaseda hizo acto de presencia para empujar de los suyos en el arranque. Con cuatro puntos consecutivos llegando tras dos robos, activó a los suyos. Le siguió la estela Eulis Báez, que consiguió hacerse fuerte ante la pareja Randolph-Tavares. El Real Madrid subió la intensidad defensiva y secó a un Herbalife Gran Canaria que ya no volvió a anotar en todo el primer acto. 

    El choque transcurrió con un ritmo alto de juego pero no así de acierto. Ambos equipos fallaban mucho en el tiro y el Real Madrid no cuidaba el balón. No acompañaba el acierto exterior, pero los de Víctor García encontraban alternativas con un juego elaborado y con marcada paciencia. Rabaseda y Albert Oliver fueron los artífices para que en el primer tiempo los amarillos se marcharan con siete de ventaja (34-27).

    Tras el paso por vestuarios Paulí, que saltó de inicio al parqué tras el descanso, se hizo con el control del choque. Anotó siete puntos de nueve de su equipo en el arranque. De esa manera lideró a un 'Granca' que disfrutó en diferentes momentos del tercer cuarto de una renta de hasta diez puntos.

    A partir de ese momento aparecieron las estrellas merengues. Llull se puso en modo estelar y lideró la remontada blanca con un triple inverosímil para toda la humanidad salvo para él. Eriksson y Anzejs Pasecniks intentaban que el Madrid no se acercara demasiado, para seguir con una buena renta para el último cuarto. Tavares, con cinco puntos consecutivos, tres desde el tiro libre (60-61, minuto 34) adelantaba al Real Madrid.

    Con los de la capital por delante, salió a escena un Rudy Fernández hiperactivo durante toda la noche y con especiales ganas. El balear fue clave en los instantes de la verdad, anotando tres triples (63-69, minuto 38) y dinamitando el encuentro. Él, y la impresionante rotación blanca -a 2:40 del final entraron a pista Llull y Ayón-, se encargaron de consumar la remontada y el triunfo.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Encuesta zona amarilla :

Opina

¿Te ilusionan los nombres que suenan para reforzar a la UD?

  • No

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad