Publicidad

  • UD Las Palmas
    04 de Diciembre de 2018 - 12:20

    Sin alas no se puede volar

    La UD Las Palmas tiene un problema de resultados, de juego e incluso de identidad. Pero lo que no tiene el equipo amarillo es un problema de plantilla. A pesar de eso, ni Manolo Jiménez, ni Paco Herrera han sacado rendimiento a la misma. Es el ejemplo de los extremos.

    A pesar de que la Dirección Deportiva fichó a Fidel, a Sacko y a Danny Blum, estos jugadores apenas han tenido protagonismo. Fidel solamente ha participado en siete encuentros (cuatro de titular), Blum diez partidos y solo tres desde el inicio y Sacko solo ha sumado 102 minutos repartidos en cinco encuentros, en los que no ha sido titular en ninguno de ellos.

    En el último partido se volvió a ver ese debe. Las Palmas actuando por el centro sin ideas, Fidel en el banquillo y Blum y Sacko en la grada. Y es que los amarillos no salen con jugadores de estas características en el once inicial desde el 13 de octubre. Aquella tarde, en Almería, Fidel salió de inicio y el equipo perdió con rotundidad. 

    Desde la recuperación de Araujo tanto Jiménez como Herrera han tratado de dar con la alineación y el sistema ideal sin éxito. Primero con un tridente atacante con el argentino, Rubén Castro y Rafa Mir y ahora con dos puntas, pero en las bandas con jugadores interiores sin condiciones para el desborde.

    Con el mercado invernal a la vuelta de la esquina, la afición amarilla ya empieza a preguntarse de qué sirve tener a Sacko, Fidel o Blum en la plantilla. Se avecinan cambios en la llamada mejor plantilla de Segunda.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Encuesta zona amarilla :

Opina

¿Asistirá al derbi?

  • No

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad